Studex Colombia

                       ¿TE AYUDAMOS?  Hacemos Domicilios en toda Bogotá y sus alredeores   322 7641157 escribenos por WHATSAPP – [email protected]

PENDIENTES PARA BEBÉS, ¿CÓMO QUITARLE LOS ARETES A TUS HIJAS?

Es una tradición en nuestra sociedad, perforarles las orejas a las niñas cuando son bebés, esto con motivo de poder diferenciarlas de los varones cuando son pequeñas, aunque, lo cierto es, que más que existir una razón en concreto para perforarle las orejas a nuestras niñas, este proceso se realiza más como costumbre que forma parte de nuestra cultura occidental.

Studex es una marca de pendientes y sistema de perforaciones que lleva más de 40 años en el mercado, sus instrumentos de perforación cuentan con una tecnología innovadora que brinda seguridad, rapidez y suavidad al proceso de perforación.

El sistema de perforación de Studex es ideal para perforar las orejitas de bebé, gracias a que es poco doloroso, rápido y silencioso, contamos además con una gran variedad de pendientes infantiles que están hechos con materiales hipo-alérgicos, fabricados con acero inoxidable quirúrgico 316, oro blanco, oro amarillo y titanio.

Estos pendientes se encuentran completamente libres de compuestos perjudiciales como plomo, níquel o cobalto. Son altamente seguros, estériles y cuentan con broches o tuercas de cierre confortables para tu bebé.

Ahora bien, si aún no has perforado las orejas de tu pequeña, y estás pensando en hacerlo, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones.

Recomendaciones para la perforación de orejas en una bebé

  • No hacerlo cuando es una recién nacida: La mayoría de los padres toman la decisión de perforar las orejas de su niña a los pocos días de haber nacido, esto, bajo la creencia de que de este modo será más fácil y menos doloroso el proceso.

Esto no es cierto, el dolor que se produce en una perforación, es el mismo tanto en recién nacidas como en niñas más grandes, pero la principal razón por la cual no debes perforar las orejas de tu bebé cuando es una recién nacida, es porque sus lóbulos aún están en crecimiento, seguirán aumentando de tamaño conforme pasen los meses, y si una perforación se realiza con mucha antelación, es muy probable que los aretes queden descentralizados cuando la niña ya tenga unos meses de edad.

La edad ideal para realizar una perforación en una bebé, es a los 3 o 4 meses.

  • Mover los aretes periódicamente: Para evitar que la herida de la perforación cicatrice mal o que el arete se quede atascado en la oreja de tu hija por la acumulación de células muertas, debes mover con cuidado el pendiente todos los días. Aquí debo hacer énfasis en que se debe mover y no quitar los aretes.

Los aretes de una bebé sólo pueden quitarse o cambiarse una vez finalizado el proceso de cicatrización.

  • No quitar los pendientes hasta finalizados el proceso de cicatrización: Los primeros aretes, sólo deben retirarse o cambiarse por otros una vez culminado el período de cicatrización, esto ocurre las 2 o 6 semanas después de haberse perforado las orejas.
  • Comprar pendientes especiales para bebés: los aretes que llevan las niñas pequeñas, no son cualquier tipo de aretes, no deben comprarse pendientes de farmacia ni mucho menos alargados.

Debido a la piel delicada de los bebés, los pendientes que se les coloque deben estar hechos con materiales hipo-alérgicos como oro o acero inoxidable quirúrgico, deben ser pequeños, redondos y cómodos; el broche de cierre debe evitar que el palito del arete sobresalga para que la bebé no se lastime con él.

En Studex, contamos con una alta gama de pendientes para bebés, fabricados con materiales hipo-alérgicos, pensados para su piel sensible y su seguridad.

¿Cómo quitarle los pendientes a una bebé?

Quitarle los pendientes a una bebé, puede resultar una tarea fácil o complicada dependiendo de la forma en que se haga. Recuerda que los aretes sólo podrán retirarse o cambiarse una vez finalizado el proceso de cicatrización, en este momento, debes seguir una serie de pasos para retirarlos con cuidado y de forma exitosa.

Paso 1: Lávate las manos

Lo primero que debes hacer es lavarte bien las manos para evitar propagar gérmenes en la piel de tu bebé. Si bien, para este momento el proceso de cicatrización ya debió haber culminado, puede que la piel perforada aún esté un poco sensible y blanda, por lo que aún puede ser vulnerable a infecciones.

Paso 2: Consigue a un ayudante

Para quitarle los pendientes a tu bebé, es aconsejable que encuentres a una persona que la sostenga por ti mientras llevas la tarea a cabo. Pues los aretes deben retirarse con el mayor cuidado para evitar infringirle dolor a la niña y herir alguno de sus lóbulos recién sanados.

Paso 3: Gira suavemente el pendiente

Mueve un poco los pendientes para irlos aflojando un poco y retirar cualquier tejido muerto que pudo haber quedado atrapado, luego toma un algodón humedecido con un poco de agua tibia, y pásalo por el lóbulo de la bebé.

Paso 4: Retira el pendiente

Finalmente, es hora de retirar los pendientes de sus orejas. Quita el soporte de cierre o broche, ten cuidado de no hacerlo de manera brusca o podrás causarle molestias a tu bebé, luego toma el pendiente por su punta, y ve retirándolo poco a poco en ángulo recto girándolo suavemente.

Paso 5: Limpia la perforación

Una vez que has retirado con éxito los aretes de tu hija, debes proceder a limpiar sus orejas. Para ello, toma un algodón y humedécelo con agua oxigenada o alcohol isopropílico, limpia con él sus orejas tanto por delante como por detrás de la perforación, y luego seca con un algodón o paño suave.

Si quieres una perforación suave, segura y poco dolorosa para tu bebé, no dudes en acudir a un estudio con el sistema de perforación Studex, para una mayor comodidad y seguridad para tu bebé, te recomiendo adquirir pendientes infantiles de nuestra línea para niñas Studex Tiny Tips.

Deja un comentario